La FUNDACIÓN MANOS UNIDAS DE DIOS, comprometida con su labor social, se basa en principios cristianos para llevar a cabo su misión de servicio a la comunidad.

Bajo la dirección del Padre Gustavo Adolfo Gutiérrez, sacerdote de la DIÓCESIS DE QUINCY, (https://www.dioceseofquincy.org/) dentro de la IGLESIA ANGLICANA EN NORTEAMÉRICA, nuestra fundación trabaja incansablemente para promover el bienestar de los más necesitados, somos discípulos de Jesús arraigados, misionales y compasivos que compartimos su mensaje con el mundo que nos rodea. 

Somos católicos, evangélicos, misionales y carismáticos al mismo tiempo, porque la fe que nos ha sido transmitida abarca todas estas cosas. Reconocemos la importancia de la Sagrada Escritura, los credos antiguos de la Iglesia, así como la tradición y el ministerio apostólico histórico. Valoramos tanto el celibato como la opción de formar una familia, respetando la diversidad de vocaciones dentro del clero.

Nuestra FUNDACIÓN, al igual que la IGLESIA, defiende una visión inclusiva y compasiva del servicio cristiano. Buscamos integrar valores evangélicos en nuestras actividades sociales y comunitarias, fomentando la solidaridad, la justicia y el amor al prójimo.

En síntesis, la FUNDACIÓN MANOS UNIDAS DE DIOS, en colaboración con la IGLESIA, se esfuerza por llevar esperanza y ayuda a quienes más lo necesitan, en un espíritu de unidad, compasión y servicio a Dios y a la humanidad.


Ir Arriba